Central (054) 213565  
CONSULTORIO:
Calle Mariano Docarmo 119 Urb. La Perla - Cercado
Referencia: a media cuadra Parque Las Condes
TELÉFONOS:
(054) 21-3565
Cel: 959680420 - RPM: #863184

Otorrinolaringología

Microcirugía de Oídos
Microcirugía de Oídos
La microcirugía de oído consiste en un procedimiento quirúrgico en donde bajo visión microscópica se tratan algunas de las patologías de las cuales puede ser asiento el oído externo, el oído  medio y el oído interno.
Los pacientes candidatos a un procedimiento son aquellos que tienen agenesia de conducto auditivo externo, perforación timpánica, tumores del oído medio, sordera del tipo otosclerosis, hipoacusia neurosensorial profunda, vértigo intratable, por mencionar algunos.
Microcirugía de Laringe/ Laringoscopia directa
Microcirugía de Laringe
La Microlaringoscopia y Fonocirugía es un procedimiento en el cual se coloca un tubo rígido que va desde la boca hasta las cuerdas vocales. Este tubo permite al cirujano manipular las cuerdas vocales y patologías que estén en ellas usando una visión con microscopio lo que posibilita el mejor de los accesos y visualización para el tratamiento de cualquier patología de las cuerdas vocales y laringe.
 
Es un procedimiento a la vez diagnóstico y terapéutico porque se pueden tomar biopsias de las zonas que se consideren oportunas y extirpar diversas lesiones de la laringe como nódulos, polipos, quistes, tumores, etc.
Son procedimientos que en términos generales no son dolorosos.
 
Después de la intervención es necesario mantener reposo vocal entre 3 y 5 días posteriores a la cirugía y si se siguen ciertas recomendaciones la recuperación será rápida y exitosa.
Las actividades físicas normales las podrá reiniciar una semana después de la cirugía.
Turbinoplastia de reducción: Cirugía de cornetes
Cirugía nasal: Cornetes con Radiofrecuencia
Los cornetes son unas estructuras alargadas y carnosas situadas en el interior de las fosas nasales con una lámina delgada de hueso en su interior. En circunstancias normales son útiles para proporcionar una respiración óptima, facilitando la limpieza, el calentamiento y la humidificación del aire que inspiramos. Por muchas y variadas causas los cornetes adoptan un volumen mayor de lo normal, alterándose las funciones que realizan habitualmente causando molestias al paciente.
 
La turbinoplastia permite reducir de tamaño el cornete y así corregir la obstrucción nasal. La cirugía se realiza a través de los agujeros de la nariz. Se hace bajo anestesia local de forma ambulatoria y suele durar entre 5 y 10 minutos; normalmente no debe dejarse un taponamiento en la nariz aunque puede ser necesario en alguna ocasión.
 
La técnica consiste en insertar la sonda de radiofrecuencia, electrocauterio o laser en la cabeza del cornete y realizar un túnel a lo largo hasta la cola (en total unos 5-6 cm); la operación se repite entre 3 y 4 veces en cada cornete. La radiofrecuencia produce una lesión muy localizada y no lesiona la mucosa nasal, por lo que las molestias que produce son mínimas y la herida es uno o varios pinchazos.
Septoplastia: Cirugía del Tabique Nasal
Cirugía nasal: Cirugía del Tabique Nasal
Esta cirugía tiene el objetivo de enderezar la pared central de la nariz, dejándola recta y central permitiendo así que el aire ingrese de manera libre y fácil dentro de la nariz, mejorando así la respiración nasal.
La mayoría de los procedimientos de septoplastia enderezan el tabique de manera eficaz. Con frecuencia, la respiración mejora.
 
Razones principales para realizar esta cirugía
  • Reparar un tabique nasal deformado, torcido o inclinado que bloquea la vía respiratoria en la nariz. Las personas con esta afección por lo regular respiran a través de la boca y pueden ser más propensas a contraer infecciones nasales o sinusales.
  • Si usted está padeciendo sangrados nasales incontrolables.
  • Reparar un agujero en el tabique nasal. Esto se denomina perforación nasal.
 
Cierre de Perforación Septal
Cirugía nasal: Cierre de Perforación Septal
Una perforación septal es un orificio en el tabique nasal que en consecuencia comunica ambas fosas nasales y producirá mala respiración.
 
La perforación septal provoca aumento de las turbulencias que resecan la mucosa nasal, se inflama y aparecen metaplasias. En otros casos, las turbulencias disminuyen el flujo aéreo, dando al paciente sensación de obstrucción nasal, agravada por las costras, e incluso, deformación estética con retracción columelar y colapso de la válvula aumentando la obstrucción nasal.
¿Cuales son las causas de perforación de tabique nasal ?
  • Posoperatorio de cirugía de la nariz
  • Traumatismo nasal
  • Absceso de tabique por traumatismo o cuerpo extraño
  • Uso de cocaína en la actualidad o en el pasado
  • Síndrome de Wegener u otras patologías autoinmunes
  • Rinitis atrófica
  • Tumor de línea media nasal
  • Causa desconocida
 
Tratamiento
La cirugía consiste en la realización de plastias locales y sólo está indicada en aquellas perforaciones sintomáticas. Suele ser eficaz en perforaciones de menos de 2 cm. de diámetro mientras que las de más de 4 cm. son muy difíciles de cerrar. Las perforaciones extremadamente grandes pueden requerir la confección de colgajos muy complejos de mucosa oral.

Después de la intervención no es necesario el taponamiento nasal y simplemente será necesario dejar unas láminas de silicona de 1 mm de grosor en cada fosa nasal para facilitar una adecuada cicatrización. Tras 14 días estas láminas se retiran y la mucosa nasal habrá cicatrizado correctamente.
 
Amigdalectomia
Cirugía de amígdalas y adenoides
La Amigdalectomía es la intervención quirúrgica en la que se extirpan las amígdalas. La operación se suele efectuar bajo anestesia general y a través de la boca, sin realizar incisiones en la piel, mediante instrumentos que permiten la resección del tejido amigdalino.
¿Cuándo es necesario el tratamiento quirúrgico?
  • Cuando las amigdalas por hipertrofia o infección crónica producen obstrucción de la respiración o deglución
  • Cuando presentan infecciones recidivantes con complicaciones asociadas.
  • Cuando el tratamiento con medicamentos y otras medidas de soporte no son efectivos.
  • Cuando hay infecciones recurrentes de garganta.
  • Cuando con anterioridad se ha tenido un absceso periamigdalar
  • Cuando la amigdalitis es causa de convulsiones febriles.
 
Cuidados Post-Operatorio
Alrededor de las dos semanas posteriores a la cirugía las personas vuelven a sus actividades normales. El dolor puede llegar a moderado o en ocasiones severo y se controla con medicamentos fácilmente.

Tratamientos

Lo sentimos aun no contamos con contenido en esta sección.